Los Papas sobre Cursillos de Cristiandad

A lo largo del tiempo, los Papas han ido tomando conocimiento de la actividad y del trabajo apostólico que los Cursillos de Cristiandad han venido desarrollando a lo largo del mundo, y frente a ello se han pronunciado en reiteradas oportunidades.
A continuación hacemos una muy breve recopilación de algunas intervenciones que a través del tiempo han tenido los Sumos Pontífices al respecto.

Damos gracias a Dios por todos los frutos, que a lo largo de los años, la Obra de los Cursillos de Cristiandad le ha brindado generosamente a la Iglesia.

Ustedes están llamados a hacer que dé fruto el carisma que el Señor les ha confiado y que está en el origen de los Cursillos de Cristiandad.

Esta obra que los Cursillos de Cristiandad le brinda generosamente a la Iglesia, vuestro servicio de anunciar a Cristo siendo sus testigos en los ambientes cotidianos es vivenciar, renovar en forma concreta el Bautismo que en El hemos recibido…

¡Los animo a ir “siempre más allá”, fieles a su carisma! A mantener vivo el celo, el fuego del Espíritu que siempre impulsa a los discípulos de Cristo a alcanzar a los lejanos, a «salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio»

¡Qué bello es anunciar a todos el amor de Dios que salva y da sentido a nuestra vida! ¡Ayudar a los hombres y mujeres de hoy a descubrir la belleza de la fe y de la vida de gracia que se puede vivir en la Iglesia, nuestra madre!

El Santo Padre se une a cursillistas de todo el mundo en dar gracias a Dios por todo lo que el movimiento ha hecho para enriquecer las vidas de los fieles, avivando en ellos el fuego de amor que se convierte en la energía de la misión.

Consciente de la inmensa contribución que el Movimiento de Cursillos ha hecho en la renovación  de la Iglesia, promoviendo el llamado universal a la santidad y el testimonio profético que incumbe a todos los bautizados, Su Santidad ora por que la Ultreya Mundial inspire en los Cursillistas jóvenes y mayores un renovado compromiso con Cristo y su Iglesia, y un compromiso más activo, para la extensión del reino de Dios, de Verdad, Justicia y Paz

Vuestro papel en la Iglesia, queridos hermanos y hermanas del Movimiento de Cursillos de Cristiandad ,consiste en crear núcleos de creyentes que lleven el mensaje de la salvación a todo lugar, haciendo valer el peso de su opinión no con la imposición, sino con la credibilidad de su testimonio…

…el método del cursillo contribuye a  cambiar en sentido cristiano los ambientes donde las personas viven y actúan, mediante la inserción de «hombres nuevos», que han llegado a serlo gracias a su encuentro con Cristo…

A este objetivo tienden los tres días del «cursillo» de cristiandad, durante los cuales un equipo de sacerdotes y laicos, sostenidos por la oración y el ofrecimiento de sacrificios por parte de los demás miembros del movimiento, comunica las verdades fundamentales de la fe cristiana, especialmente de modo «vivencial».

Encontrándoos con Cristo, habéis aprendido a mirar con ojos nuevos a las personas y a la naturaleza, a los acontecimientos cotidianos y a la vida en general. Habéis experimentado que la verdadera felicidad se logra en el seguimiento del Señor. Esta experiencia personal y comunitaria debe ser transmitida a los otros.

Por tanto, me uno con alegría a vuestra acción de gracias al Señor por cuanto ha realizado y sigue realizando la Iglesia mediante los Cursillos de Cristiandad.

Florece felizmente en España, y en otras partes del mundo, un movimiento apostólico o escuela de espiritualidad cristiana, que tiene por objeto el que los seglares, con ayuda de la gracia divina, cultiven la vida espiritual, conozcan más profundamente a Cristo y su doctrina, acudan con  frecuencia a la fuente sobrenatural de los Sacramentos, se preocupen por el bien de los demás y presten su colaboración a los que ejercen el sagrado ministerio.

Este método de enseñanza cristiana, comúnmente llamado «Cursillos de Cristiandad», que se extiende ya a gran número de fieles…

…ha llenado de grandísima satisfacción a los obispos y demás pastores de almas….

… La visión de los males que afligen a la Iglesia y a la humanidad, muchas veces oprimen nuestra alma. Mas permitidnos expresar el gozo sobreabundante que, en estos momentos, la inunda ante el coro inmenso de vuestra fe  en Cristo, de vuestra fidelidad a la Iglesia, de vuestra fervorosa adhesión a esta cátedra de Pedro y aI ministerio de la jerarquía episcopal.

¡Cursillistas de Cristiandad! Cristo, la Iglesia, el Papa cuentan con vosotros.

¡Animo, Cursillistas! Peregrinad los caminos del mundo llevando en vuestro rostro, con firmeza y serenidad, el sello divino de la gracia.